Octubre 1995 Agresiones   Leave a comment

4.- AGRESIONES EN LOS JARDINES DE MÉNDEZ NÚÑEZ.

 

 

            Sangrar: esta es la palabra clave por la que la sociedad reconoce la violencia de género. Morir: no eso no es lo que importa de cara a entender un drama. A pocos les importa que a las mujeres las maten sus maridos o que los homosexuales tengan tres veces más de probabilidades de suicidarse que un heterosexual. Lo que importa es el “espectáculo” que se pueda narrar y contar llenando páginas de prensa. Si los señores maridos fuesen menos impulsivos en sus asesinatos y más discretos en su ejecución, estaríamos ante un problema que no parecería existir.

            Eso es lo que hemos vivido y vivimos en el colectivo GLBT. A día de hoy son muchas más las personas que se suicidan porque su condición de homosexual les impide encajar en una sociedad que los denigra, insulta y machaca hasta extremos insospechados, que las mujeres que matan sus maridos o compañeros. Violencia física, violencia psíquica a la que muchos tratan de escapar en la discreción y silencio de un suicidio sin “carta al señor juez” que explique los porqués.

            Violencia que se vierte a raudales desde los púlpitos de las iglesias, desde los graderíos y campos de juego de esa otra religión oficiosa que es el fútbol. Violencia desde los padres que marcan desde bebes, como ganado, a sus hijos para que cumplan un rol asignado forzosamente a un aspecto físico. Violencia, muchísima violencia, desde los jóvenes adolescentes que no dejan de pronunciar la palabra maricón como insulto, para tratar de afirmar su hombría en la degradación de los competidores, imputándoles esta particularidad sexual.

            Estos adolescentes inmaduros serán los principales traductores, aquí y en todas partes, de las agresiones a que esta sociedad nos somete. Serán pues, los protagonistas de este capítulo.

 

1995-10-00   Agresiones. Antes que nosotros como colectivo la violencia ya estaba ahí y, por tanto, casi desde el principio de nuestra existencia tendremos que afrontar un problema de suma gravedad. Para llegar a esta fecha en la que nos entrevistamos con el secretario del Delegado del Gobierno en Galicia ha sucedido; que un integrante de nuestra agrupación (Carlos P.) ha sido objeto de una agresión por parte de una pandilla de seis chicos que le prepararon una encerrona en los jardines de Méndez Núñez; que la Policía Nacional se negase a trasladarlo a un hospital para ser reconocido médicamente; que la misma Policía Nacional presionase sobre otro muchacho homosexual agredido para que retirase la denuncia, posicionándose del lado del agresor.

Anuncios

Publicado 12 marzo, 2011 por futbolgay en 1995, Agresiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: