Diciembre 1996   Leave a comment

1996-12-04   Participamos en la charla “El Sida, un problema de todos”, convocada por los CAF (Comités Abiertos de Facultad) en la Facultad de Derecho. También participaron en la charla CASCO y PRESOS.

 

 

1996-12-06   Del 6 al 8 de diciembre se celebró reunión de la COFLHEE en Córdoba. A la misma concurrió un representante de nuestro colectivo, Carlos P.

 

 

1996-12-31   Publicación de la “Ghaiseta” (diciembre 96). Se duplica el contenido pasando a ser el soporte una hoja A3. Damos noticia de una carta al director enviada por el colectivo a “El Progreso” de Lugo, para protestar por las declaraciones profundamente ofensivas del sacerdote Juan Guerra. Noticia, también, de que en el día del SIDA, varios integrantes del colectivo participaron en la mesa informativa del Comité Antisida de A Coruña, dispuesta en la Plaza de María Pita. Tira de cómic de Jesús Pedreira. Textos extensos aparecen sin la firma de sus autores. No es raro que esto acontezca, hay quien no puede permitirse ese lujo en una ciudad como A Coruña. De este número extraigo el siguiente texto:

 

   “La heterosexualizacion de Laberinto.

   La cuestión es que no dejamos de ser minoritarios en la sociedad y aunque podamos tener alguna reticencia a crear locales exclusivos para “maricones” me parece muy apropiada su existencia como manera de poder encontrarnos sin tener que andar maquinando quien carajo puede ser homo y quien no. En Coruña podríamos decir que “Laberinto” es el local que cumple esta función decididamente más, por los comentarios que llegaron a mis oídos, parece suceder que en ocasiones se está transformando en una “atracción de feria”, ya que muchos clientes habituales llevan allí a sus amigos heteros para que vean lo que antes nunca contemplaron. La persona que me comentó esta circunstancia estaba especialmente molesta por la posibilidad de que se pudiese repetir sistemáticamente esta concurrencia “desnaturalizadora”.

 

   Personalmente creo que deberíamos poner empeño en definir el carácter de este local y de los que como él pudiese haber, sin llegar a la exageración de prohibir la entrada a heteros, simplemente procurando no llevar nosotros mismos una corte de admiradores a los que no les va ni les viene lo que allí se cuece.

   La cuestión del “gheto”, que podría parecer propiciada por esta política, para mí es otra y no depende tanto de la existencia de locales frecuentados mayoritariamente por maricas como de la actitud personal de quien deja que su vida transcurra estrictamente dentro de ese ambiente.”

 

           Con motivo de esta carta acoto que el tema de la exclusividad es crucial cuando en lo ordinario de la vida prácticamente nadie puede manifestar su verdadera condición sexual, apabullados por el exhibicionismo y represión de la mayoría heterosexual. En tanto la realidad sea esa me parece importantísimo que haya locales de este tipo que vienen a ser casi como un “confesionario”, en el que unos a otros nos hacemos la confidencia de aquello por lo que la sociedad nos consideraría pecaminosos y degenerados. Es razonable que tal franqueza se quiera propiciar con los mínimos testigos posibles del “enemigo”, sin quedar expuesto a la homofobia generalizada.

 

Por primera vez esta publicación sale con publicidad de locales que sufragan su edición, son “Patachín”, “Laberinto” y “O Alfaiate”. Cabe decir aquí que los locales de ambiente de A Coruña nunca han manifestado un especial apoyo a nuestro colectivo, salvo honrosas excepciones, dándose el caso de alguno de ellos que nos tenían especial aversión por, vaya usted a saber que argumentos. Por supuesto nunca hubo ningún tipo de agrupamiento entre ellos mismos que pudiese facilitarles cualquier tipo de defensa o campaña social conjunta. El secretismo parecía ser para muchos el mejor recurso para defender su existencia y negocio. También se conjugaba cierto carácter de engreimiento, se pretendía disimular que la situación del homosexual en la ciudad y comarca es esencialmente, complicada. Los gerentes de este tipo de locales pretendían hacer de los mismos un espacio irreal, un punto de evasión de la crudeza de las horas diurnas, por lo que la “afiliación” a la labor reivindicativa del colectivo los apeaba a una realidad sufridora que no querían recordar a sus clientes.  

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: